Daguerrotipas Daguerrotipas
null

¿Y por qué Daguerrotipas?

En un principio, pensamos en llamarnos “inframince” (sí, así de profundo), es un término que se inventó un señor llamado Duchamp, que define muy bien lo que buscamos: captar un momento que ya no está, lo efímero, lo leve, lo que queda en el espejo cuando se deja de mirar. ¡TOMA YA!

Pero imagínate, “inframince”, sabemos que es difícil de pronunciar, y la verdad, lo pensamos en una tarde melancólica y lluviosa de domingo. Cuando llegó el viernes siguiente, nuestra parte más pasional, nos hizo barajar otro término, y entonces nació “Daguerrotipas”. Que sigue teniendo mucho de inframince, pero con un toque divertido e intenso.

Daguerrotipas (del latín de barrio: Daguerre y tipas). Somos “tipas” porque somos chicas, y fans de Daguerre porque colaboró en que esta profesión existiese.

Y esta somos nosotras:

null

LA SUECA

LA SUECA

CRISTINA

Con rasgos nórdicos y folklore andaluz, aporto a las daguerrotipas un toque internacional.

Malagueña de pura cepa, aunque todos os empeñéis en decir que vengo de un pueblo de la Suecia cañí.

Empecé queriendo ser artista, por eso estudié bellas artes, pero el audiovisual entró en mi vida como una ola,

Y ahora me dedico a hacer vídeos y fotografías con amor, alternando las Daguerrotipas con proyectos para televisión y cine.

La interdisciplinaridad es muy hipster y es lo que me va: videógrafa, fotógrafa, montadora y pintora al óleo (para conservar ese toque romántico-no digital)

null

LA SENSIBLE

LA SENSIBLE

MARIAN

Reflexiva, tímida y apasionada. Aporto a las Daguerrotipas equilibrio y armonía.

Me emociona la luz natural. Ella revela matices, expresiones, colores; y yo sólo estoy ahí para definirlos.

No me obsesiona la fotografía perfecta; la belleza está en cualquier lugar. Me gusta reinventarme: generar en ti una emoción con cada imagen, porque sino la fotografía no sería nada.

Amante de los placeres sencillos: la música, el cine, un libro y las conversaciones interminables con mi gente. Adoro la naturaleza, pasear al atardecer y sentir el viento.

null

LA SPRINTER

LA SPRINTER

SONIA

Rompo el equilibrio entre La Sueca y La Sensible, soy la que las espabila, una de su mundo folklórico y a la otra de su mundo interior.

Mi formación humanista me lleva a querer narrar lo que veo a través de mi objetivo. Y la realidad va muy deprisa, por eso corro. No quiero que nada escape de mi visión fotográfica.

Acostumbrada a buscar nuevos puntos de vista, me vas a encontrar en los sitios más insospechados.

Me gusta las emociones y cómo se trasmiten a través de los rostros, el mar y disfrutar de la vida.

.